12/04/2016

Lucybell en el Café Iguana


No tenía la intención de ir a este show pero a Andrea y su hermana Karla, quienes conocen de memoria todas las letras del disco "Viajar", les emocionaba mucho ir. Además era domingo y había puente al siguiente día. Así que ahí estuvimos. Yo también escuché mucho ese disco, especialmente en mis primeros años en la universidad. Pensé que sería interesante revivirlo, y qué mejor que yendo a un show del 20 aniversario.

Los teloneros We Are The Grand, también chilenos, sonaron muy bien. Demasiado pop para mi gusto, con un sonido muy actual, bien ejecutado, con algunas letras en inglés. Seguro ganaron algunos fans regios.

Yo pensaba que no había muchos seguidores de Lucybell en Monterrey pero estaba equivocado. No se llenó el Café Iguana pero sí habíamos más de 100 personas. Muchas sabían de memoria todas las rolas. Tocaron casi todo el disco de "Viajar" y algunas que no conocía, probablemente material que sacaron en años posteriores.

Por cierto, mi CD de ese álbum incluye la rola de "Cuando respiro en tu boca" y "Vete", pero según Wikipedia, esas canciones vienen en el EP "Mataz" y en el álbum "Peces". Algo confuso. O Wikipedia está incorrecto o sacaron una edición de "Viajar" con esas canciones, lo cual es inusual, especialmente por haberlas incluido antes en dos álbumes diferentes. ¿Alguien puede aclarar esto?

Ver en vivo a Lucybell fue descubrirles influencias que no había notado antes. Por ejemplo, por momentos me recordaron a Cocteau Twins y My Bloody Valentine. Y es que, si te pones a buscar, encontrarás que en Latinoamérica también hacían shoegaze en los 90. Ahí esta "Dynamo" de Soda Stereo.

La alineación en vivo consiste en tres integrantes: guitarra, bajo, batería y, en casi todas las rolas, usan secuencias. El baterista, además de corear, tocó la guitarra en algunas canciones.

Claudio Valenzuela canta muy bien en vivo. Una voz muy noventas, grave por lo general, aunque también logra rangos muy agudos. Un cantante versátil. Algo subestimado pero genial y único.

No sé si fue el sonido del Café Iguana o el ingeniero, pero el sonido en Lucybell no se sintió tan cuidado como con la banda telonera. No es la primera vez que pasa esto en el Iguana.

En resumen, un show cargado de nostalgia y temas que, para mi, resurgieron después de años de no escucharlos. Nos la pasamos bien y Lucybell se veían felices. Fue el último show de su pequeña gira que comenzó en Honduras y que terminó en Monterrey, después de dos fechas por el Estado de México.

Lucybell es totalmente una banda de culto. También son ejemplo de la calidad musical que distingue a Chile. Para quienes no los hayan escuchado, además de las referencias que menciono arriba, también se acercan a un pop obscuro, estilo Depeche Mode, con letras eróticas y delirantes, con un tono poético siempre presente.

Días después del show, duré varios días escuchando "Viajar" en el coche.

No hay comentarios.: