9/23/2008

Una de estas madres entró a mi estudio


Estaba tocando mi lira cuando la vi estacionándose en la pared. Paré de tocar y me le quede viendo un rato. Era grande y tan imponente que de pronto me daba la impresión de que estaba viéndome directamente. Por ahí andaba otra más pequeña, el macho. Estaba escondido atrás de la cortina. La grande se movía con el aire del abanico, arriba y abajo como si estuviera haciendo lagartijas. Trate de espantarla haciendo ruido con mi lira, usando distorsión. No parecía afectarle. Seguramente no tienen el sentido del oído pero sí han de sentir las vibraciones. Es el insecto más raro que conozco y el que más miedo me da. Me gusta la introducción del texto en wikipedia acerca de esta especie: “La mantis religiosa (Mantis religiosa), también llamada santateresa, tatadiós, campamocha, mamboretá, cerbatana, usamico, comepiojos o matapiojos, es un insecto de la familia Mantidae, orden Mantodea. Originaria del sur de Europa, fue introducida en Norteamérica en 1899 en un barco con plantines”.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Según yo el nombre más comun es ese (mantis religiosa), pero luego me di cuenta que mi papá y tu mamá les decían diferente.

me recordaste a la canción de bichos y lo triste que me siento por haber perdido las animaciones ahora que se descompuso mi compu.


te amo
a.

Karla V dijo...

son raros pero a mi me gustan :)


parecen extraterrestes!!!

Lacho dijo...

si las mantis religiosas tan padres, dato curioso, la hembra después de aparearse mata al macho.