8/11/2008

Piyama Party en Saltillo


Descansé como rey este fin de semana. Rompí otro record: no usar calcetines desde el viernes en la tarde hasta hoy lunes en la mañana. Casi tres días de andar en chanclas y shorts de gringo jubilado. Dormí como un bebé, no me rasuré, ni pensé en el trabajo. Me siento como un muchachote de 16, fresco y mamado.
Tengo que mantener este estado de ánimo para poder rockear encabronadamente en Saltillo el próximo sábado. Qué emoción tocar en la capital de Coahuila. Hace unos años escuché que Saltillo es la ciudad favorita de los investigadores de mercado para probar nuevos productos. De alguna manera el mercado de esta ciudad representa los hábitos de consumo de todo México. Sabrá Dios si sea cierto. Me pregunto si aplica lo mismo para el rock. Ya lo sabremos después de esta tocada. Mientras tanto a ensayar y a seguir con los ánimos en las nubes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

querido muchacho fresco y mamado:
espero estar ahi grite y grite, cante y cante.

te amo dovar jajaja