9/04/2007

Qué bonita fiesta

Estamos felices de haber tocado en el Café Trece Lunas el sábado pasado. Ya había visitado ese lugar en repetidas ocasiones y esta vez me tocó ver las paredes recién pintadas, con algunos cuadros de arte pop en exposición, un ambiente super agradable y una buena selección de indie pop sonando en las bocinas. Fue un placer haber tenido una tocada en este nuevo lugar que promete ser un importante espacio cultural en el Barrio Antiguo.
Los de Nutsdance! organizaron ahí una tocada muy padre. No fue una fiesta de esas explosivas, con gritadera, drogas, peleas, bailes maratónicos, botellas quebradas en la cabeza de alguien; fue una tocada tranquila, sana, con suficiente público, muchos amigos, bandas jovenes y divertidas.


Los chicos de Progress is Easy abrieron con sus rolas garageras llenando el cuarto de amigos y fans, prendiéndolos a todos. Traían una guitarra Fender cuyo color me encantó: anaranjado como la cocina de una tía en los ochenta. Le siguieron los CorazzonAttack también con rocanrol garagero incluyendo un saxofón que le daba un toque especial. Tocaron “She loves you” y una canción de Vaselina. Prendieron a toda la porra que traían. Había papás y mamás en la audiencia. Muy divertido.
Luego Pongie se conectó para ofrecer un breve repertorio que sonaba entre reggae y música de circo. Por momentos me recordó a Mr. Bungle. Con sólo dos integrantes, guitarrista y tecladista más una laptop tocando pistas, ofrecieron música diferente a la que se acostumbra escuchar en estos eventos. En un par de rolas les ayudó un amigo a rapear. Improvisó, se prendió y hasta hizo esos ademanes hip-hoperos. Al último tocaron “Twist & Shout” donde me prestaron el micrófono pues como ya les había platicado, fui invitado a cantarla. Sólo me paré a hacer el ridículo pues se me olvidó la letra y cambié todo el pedo estúpidamente.


Nosotros cerramos con ese set acústico que tanto presumí en días pasados. Fue un show íntimo y solitario. La mayoría de la gente se había ido, sólo quedaban algunos amigos. De todas maneras estuvimos contentos. Tocamos 10 canciones, las primeras no me gustaron pero a partir de “Mr. Tea” agarramos vuelo y sonó lindo. Creo que la mejor fue la de “No vendo discos” en versión folkie, mucho más triste y lenta que la original. Hicimos una trivia de Los Beatles para regalar nuestro demo con portada hecha a mano. Tuvimos que hacer preguntas fáciles porque el único Beatlologo ahí era Lacho. Los demás no sabían las respuestas. Como quiera hicieron buen trabajo sabiéndose el apellido de Yoko y de Paul, además del nombre de Los Beatles que aún están vivos.


Y bueno, desde hace mucho quería hacer un show así, unplugged. Me gustaría volverlo hacer si se da otra vez la ocasión de tocar en un lugar como El Trece Lunas, chiquito y cultural. Por cierto, yo tenía el plan de cenar una crepa ahí pero hasta muy tarde me dio hambre y ya habían cerrado la cocina. Así que terminamos en unos tacos por el Tec.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ese ponchis se lucio y el rapper tambien.

Y claro ese umplugged salio super bonito, Lacho y yo cantamos una que otra y los demas tenian cara de que lo estaban disfrutando rebien.


besos al guapo.

Lacho dijo...

pos yo también la pasé chido, la chela estaba bara además, las canciones que me se las canté y respondí la bitletrivia siseñor!

saludos