8/14/2007

Qué bonitas vacaciones


Todos dicen que sonamos bien el sábado. Yo no estaba muy convencido. Me puse nervioso. De todas maneras se sintió bien haber tocado con Turbo y German. Además en esta ocasión el sonido del Garage se manejó mucho mejor que la primera vez que tocamos ahí. Las secuencias estuvieron bien niveladas junto con los instrumentos.
Lo que no me gustó fueron nuestras voces. La mayoría de los coros sonaron de la chingada, muy desafinados. Hace falta ensayar más la cantada.
Pretzel tocó bien chido. El bajista, quien también toca en Cuberbil, me regaló un demo que he estado escuchando en mi coche. Buen material: happy punk con sintetizadores juguetones y letras cursis.
Ninetynine fue todo un espectáculo. Esta banda australiana es difícil de catalogar. El uso de instrumentos poco comunes como el Xilófono y teclados Casio de antaño, ayudó a darle un toque más extraño a su música que ya de por sí saca de onda a cualquiera. El baterista parecía un pulpo con mil brazos dándole una chinga a tambores y platillos. Los tres miembros fueron rolándose los instrumentos y el micrófono. Todos estábamos embobados con las composiciones de esta banda que anda de gira por el mundo en plan independiente.
Y bueno, esta tocada tan sólo fue el inicio de unas vacaciones de 4 días que me tomé. Estoy muy contento de haber logrado hacer un montón de cosas estos días libres. Hice de todo: envié la papelería requerida para registrar 25 canciones y también registré el nombre “Piyama Party”; recogí mi título profesional; fui a acampar a Potrero Chico donde vi una lluvia de estrellas; visité algunos amigos; dejé un demo en la estación de radio de la UANL; vi un documental científico-new age llamado "El Universo Elegante"; compré el primer disco de Soda Stereo; fui a una conferencia dada por el productor de Amelie; le compré unos boletos a mi mamá de un congreso espiritual futurista; vi la película de Los Simpons. Qué bárbaro, qué bien me la pasé.

PD: ahí les dejó el flyer de nuestra próxima tocada en Monterrey, es este sábado 18 de agosto. Aún no sé si volveremos a llevar a Turbo y a German. Puede que nos presentemos como dúo. Hay rumores de que haremos un unplugged. Tengo ganas de vomitar sangre en el escenario como los de Kiss.

1 comentario:

Anónimo dijo...

jajajaja pues vomitale enanito.

yo tambien pase un buen fin de semana.

te amo