9/29/2006

Piyama Party: cinco ensayos al año


Hace más de una semana ensayamos. Como siempre por un lado quedo feliz y frustrado por otro. Cada vez que nos juntamos me gusta más lo que improvisamos. No es por presumir pero si fuéramos una banda constante realmente patearíamos traseros. Ese "si fuéramos" es lo que me frustra. No me queda más que aprovechar al máximo esos momentos en los que nos encerramos a tocar. Una de las cosas que más disfruto en la vida es desarrollar, junto con otros, una pieza musical espontánea. Es como parar el tiempo, tener un bello sueño y poder manipularlo. Mejor que cualquier droga.
Para compartir esa emoción que sentí hace más de una semana vuelvo a subir a nuestro maispeis una grabación de Piyama que fue resultado de un trabajo en equipo. Se trata de “Friolento”, balada acerca de esa sensación en los huevos que nos da a los hombres cuando una chica nos impide ir más allá de los besos y el toqueteo.

1 comentario:

PLANETA DEL NIÑO GRONCH dijo...

ja ja si cierto si he sentido eso.