9/15/2005

Buscar nombre para banda es un dolor de cabeza

Terminé de ensayar la otra noche con mi mini-banda (sólo somos dos) y después de una larga lluvia de ideas para nombrar nuestro proyecto, nos convenció ponernos Ice Cream Headache. Al siguiente día investigé el nombre en internet a ver si había ya una banda que lo tuviera y no encontré un grupo con un nombre así, ¡¡sino dos!!! Uno de ellos, Australiano, se separó en el 2001. Según su página tocaban rock pop. El otro es de Estados Unidos y al parececer siguen activos y tocan ska-punk-no-sé-qué. Le platiqué a Maiki, mi único bandmate, que nuestro nombre no era original. De todas maneras decidimos quedarnos con él pues fue el que más nos gustó. Además no corremos el riesgo de ser demandados por otra banda con el mismo nombre ya que no somos famosos más que en nuestras casas y en nuestro circulo de amigos. En realidad, una banda amateur no debe preocuparse tanto por su nombre. Lo único importante es adoptar uno para tener identidad.

Nuestro Ice Cream Headache hace música instrumental con dos sintetizadores y una caja de ritmos. Tenemos pocos tracks con estructura definida. La mayoría de lo que hacemos es improvisado. Antes de ensayar o grabar hacemos una oración a La Santísima Trinidad de la Música Electrónica que según nosotros está formada por Autechre, Boards of Canada y Aphex Twin. Estamos haciendo un demo en los Estudios Monclova Sound Machine. Organizaremos tocadas si Maiki no se raja.

No hay comentarios.: